Receta. Cheesecake de oreo sin horno.

CHEESECAKE DE OREO SIN HORNO


Una tarta popular para endulzar tus meriendas

La cheesecake se ha convertido en uno de los postres más demandados en los restaurantes de todo el mundo junto con la tarta de zanahoria o el coulant de chocolate. La New York Cheesecake es la tarta de queso más famosa, una elaboración que lleva como ingrediente principal el queso crema, además de azúcar, nata y huevos, y que se termina al horno. En España, una de las tartas de queso más populares es la del restaurante ‘La Viña’, en San Sebastián, ganadora de numerosos premios. Si quieres prepararla, 

Otra manera de preparar la tarta de queso es sin horno. Sus ingredientes son similares con la diferencia de que esta lleva gelatina o cuajada para espesar la mousse de queso. Aunque suele utilizarse queso crema tipo Philadelphia, también se puede preparar con mascarpone, requesón o quark.

El primer registro de este postre se remonta a la Antigua Grecia aunque fue el romano Marco Porcio Catón, llamado también Catón el Viejo, quien escribió esta receta para realizar ofrendas religiosas. En su libro ‘De Re Rustica’ se observa que la elaboración es muy similar a la actual.

Ponle un toque dulce a tus meriendas en armonía con una refrescante agua con gas Cheesecake de Oreo

Ingredientes para un molde 24 centímetros

Para la base

  • 250 g de galletas Oreo

  • 100 g de mantequilla sin sal

Para la cheesecake

  • 500 g de queso crema

  • 170 g de azúcar glas

  • 2 yemas de huevo

  • 250 ml de nata líquida para montar

  • 40 ml de leche

  • 12 g de gelatina

Para decorar

  • Nata montada

  • Cerezas al vino

  • Galletas Oreo

Elaboración paso a paso

  1. Con la ayuda de un robot de cocina, triturar las galletas hasta que queden bien rotas. Derretir la mantequilla y mezclarlas con las galletas.

  2. Forrar el molde con papel de horno, tanto en los laterales como en la base. Extender la mezcla de galletas hasta cubrir bien la base y los laterales. Dejar enfriar en la nevera durante 15 minutos.

  3. Sacar el queso crema de la nevera unos 10 minutos para que esté más blando y manejable. Hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

  4. Batir el queso junto con el azúcar glas. Una vez que el queso esté bien cremoso, añadir las yemas de huevo y la esencia de vainilla.

  5. Montar la nata hasta lograr una consistencia algo más ligera que cuando comemos unas fresas con nata.

  6. Añadir la nata semimontada junto con el queso crema y mezclar suavemente con la ayuda de una espátula.

  7. Calentar la leche al microondas y añadirle la gelatina previamente escurrida.

  8. Añadir la mezcla anterior a la nata y al queso y mezclar rápidamente. Añadir algunas galletas Oreo troceadas.

  9. Sacar la base de la nevera y disponer la mezcla suavemente. Guardar en la nevera durante 8 horas hasta que cuaje completamente.

  10.  Una vez fría la cheesecake de Oreo, terminar con nata montada, galletas troceadas o unas guindas al vino.

TAGS:

Compartir:

Post Relacionados